Tipos de vendedores y sus mejores trucos

Tipos de vendedores y sus mejores trucos

Existen múltiples tipos de vendedores según los objetivos de cada empresa y cada uno de ellos cumple un propósito distinto. En primer lugar, casi todos ellos cumplen una serie de características determinadas como la autoestima alta, el conocimiento de tácticas básicas de motivación y persuasión, la persistencia, el optimismo y el talento para las relaciones públicas, todo ello unido a una impecable profesionalidad y una constante formación.

Pero, ¿conoces cómo se comportan los mejores vendedores y qué tipos existen? Te lo contamos a continuación.





Descargar el Ebook 




Tipos de vendedores más comunes en el mercado

  1. Dependientes: Las compañías depositan su confianza en ellos para que realicen las ventas de sus productos o servicios. En la mayor parte de ocasiones reciben un salario fijo, aunque también pueden percibir comisiones por las ventas.
  2. Comerciales:  Son los vendedores que trabajan por cuenta propia, cuyo éxito depende de su pericia a la hora d evender, suelen ser autónoos o trabajar a comisión.
  3. Vendedores online: Son los responsables de tiendas online, dedicados a servicios de atención telefónica o ecommerce.

Otra modalidad son los vendedores especializados en mayoristas o minoristas, los repartidores o los vendedores de puerta en puerta.

Trucos a la hora de vender

Estos son algunos de los trucos más famosos usados por vendedores:

  1. Venta cruzada o cross selling: Este truco consiste en ofrecer un producto secundario que se complementa con el producto adquirido y que puedes desear adquirir en el momento. Por ejemplo, una funda para un teléfono móvil o para un ordenador portátil.
  2. Venta complementaria: Es habitual en los establecimientos de cosmética, cuando te ofrecen un rimmel ideal para determinado lápiz de ojos, o una crema hidratante en consonancia con un exfoliante recién adquirido.
  3. Promociones efímeras: Un pack de viajes anual, una sudadera de marca a la mitad de precio en una fecha concreta o eventos comerciales concretos como el Black Friday o el Cyber Mondar -además de las tradicionales rebajas-, son algunas tácticas recurrentes. Presentar al cliente la idea de que la promoción es limitada -ya sea en el tiempo o en el espacio- es una gran manera de precipitar sus ansias de tener el producto o incentivar la compra impulsiva.
  4. Trucos famosos en relación a los elementos de la tienda: Por ejemplo, los carritos de la compra de mayor tamaño aumentan el número de ventas, así como situar la caja registradora o el mostrador en laparte izquierda y la entrada a la derecha, obligando al consumidor a pasar por caja. También puedes tener una estantería reservada para determinados productos “Premium” o de referencia, por ejemplo gastronomía navideña como turrones o marisco en el caso de las fechas actuales.
  5. Regalar muestras: Que un cliente tenga la oportunidad de comprar un producto previamente incentiva la compra y afianza su relación con el producto.
  6. Sentidos y sensaciones: Los estudios apuntan que los olores estimulantes incrementan la disposición a la compra hasta en un 15%, aumentando el tiempo promedio que el usuario permanece en la tienda. Si la iluminación y la música son propicias, la labia, el lenguaje persuasivo, un buen asesoramiento, optimismo y amabilidad por parte del vendedor garantizarán la satisfacción del consumidor.





Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *