Técnicas en una entrevista de trabajo: social y no verbal

Técnicas en una entrevista de trabajo: social y no verbal

Una entrevista de trabajo: social y no verbal. ¿A qué se refiere?

La comunicación no verbal se encuentra en nuestro día a día mucho más de lo que pensamos… De hecho, el 93% de lo que queremos comunicar se realiza de forma no verbal; teniendo en cuenta este alto porcentaje, ¿cómo dejarlo al azar?

Uno de los terrenos en los que más relevancia tiene la comunicación no verbal es en las entrevistas de trabajo. Veamos qué aspectos debes tener en cuenta para causar la mejor de las impresiones al entrevistador.

Analiza la empresa

Antes de presentarte a la entrevista es de vital importancia que analices la empresa. Hay varios aspectos que debes tener en cuenta:

  • Imagen corporativa y lenguaje icónico de la empresa: su logotipo, los colores que usan, la tipografía, el estilo… todo ello son pistas que te pueden ayudar a entender qué tipo de trabajadores buscan.
  • Historia, hitos, novedades…: conocer ciertos detalles de la empresa te dará puntos a favor en la entrevista. Desde el año de su fundación, quién es el director general, cuál ha sido la facturación en el último año, las últimas apariciones en prensa… El tipo de información dependerá también del puesto al que aspiras.
  • Estudios y experiencia de otros trabajadores de la empresa: las redes sociales ponen la información al alcance de tu mano. Por ejemplo, gracias a LinkedIn podrías ver con qué estilo de trabajadores cuenta la empresa, cuáles han sido las últimas incorporaciones, qué estudios o experiencia previa han tenido quienes ya han trabajado ahí…

entrevista de trabajo social





Descargar el Ebook 




La primera impresión en tu entrevista de trabajo social y no verbal

“Sólo hay una oportunidad para causar una buena impresión”. Esta frase es totalmente cierta: un tercio de entrevistadores y reclutadores dicen que pueden determinar si contratarán al candidato o candidata sólo por los 90 primeros segundos de entrevista. Puede que pienses que 90 segundos es muy poco tiempo, por ello es tan importante que conozcas bien cómo puede ayudarte la comunicación no verbal:

  • Apariencia general: parece obvio pero no está de más mencionarlo; es vital ir limpios, aseados, bien peinados, con un maquillaje natural en el caso de las mujeres, con la colonia o perfume justos, sin olor a tabaco o alcohol…
  • Vestimenta: fíjate como van vestidos los demás trabajadores y así sabrás el estilo que se lleva en la empresa.
  • Apretón de manos: ni demasiado fuerte (denota cierta arrogancia o agresividad) ni demasiado flojo (demuestra inseguridad y timidez).
  • Tono de voz (paralenguaje): un tono tranquilo pero firme transmite la seguridad que se busca en un candidato.
  • Sonrisa: sin pasarse, no hace falta reír todo el tiempo, pero sí es vital la sonrisa y una expresión positiva en el rostro.
  • Posturas: esta primera impresión seguramente será estando ambos de pie, así que cuida la postura de la espalda, que esté erguida, cabeza alta (pero sin pasarse para no mostrar una actitud soberbia), manos fuera de los bolsillos…

Controla tus gestos y tu postura

Una vez sentados, es importante dar la imagen que realmente quieres dar; para ello debes cuidar al máximo tu lenguaje corporal:

  • Mirada de negocios: el triángulo entre los ojos y el entrecejo; ahí es donde debes mirar.
  • Palmas de las manos abiertas: denotan sinceridad
  • No cruces los brazos ni las piernas: puede parecer que te pones a la defensiva
  • Mantén un tono de voz relajado pero firme
  • Postura de la espalda erguida

Lee lo que el entrevistador no dice

Tan importante es el mensaje que tú emites como el que emite el entrevistador. Lee sus gestos, mira cómo reacciona ante tus comentarios, mantén la distancia personal adecuada (entre 1 metro y metro y medio, la llamada distancia social)… Eso sí, ten en cuenta que ellos son expertos y que te costará leer todo aquello que no dicen.

Como ves, una entrevista de trabajo, al ser un tipo de comunicación cara a cara es una mezcla entre proxemia (distancias), paralenguaje (entonación, velocidad, volumen de la voz…), lenguaje corporal, microexpresiones (principalmente faciales)… Será el cuidado de todos estos aspectos el que te ayudará a triunfar en la entrevista.




Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *