Hablando en público: objetivos de la comunicación

Hablando en público: objetivos de la comunicación

Puede parecer una reflexión absurda, pero ¿te has preguntado alguna vez cuáles son los objetivos de la comunicación? A veces olvidamos que la propia comunicación debe tener un objetivo concreto: ya sea en un informe, un anuncio publicitario, una campaña de marketing o un folleto informativo… Es clave centrarse en el objetivo de lo que queremos comunicar. En este artículo te ayudaremos a descifrar los objetivos de la comunicación y, más concretamente, nos centraremos en el momento de hablar en público.





Descargar el Ebook 




Objetivos de la comunicación

Ante cualquier texto, discurso, imagen… que debas preparar, pregúntate: ¿cuál es el objetivo que persigo? Teniendo en cuenta que todo comunica, la lista es bastante larga, así que debes definir bien cuál es tu meta:

  • Informar: solamente pretendes dar a conocer una información interesante, como una conferencia sobre un descubrimiento tecnológico, por ejemplo.
  • Promocionar: ya sea a ti mismo o a tu negocio, quizás acabes de lanzar un nuevo producto al mercado y necesitas promocionarlo.
  • Convencer: puede que te encuentres ante un oponente en un debate y debas convencer a la audiencia de tu posición.
  • Enseñar: quizás habéis implantado un nuevo programa informático en la oficina y tienes que formar al equipo para que aprendan a usarlo.
  • Motivar: es posible que tu equipo necesite una motivación extra y hayas pensado en preparar un speech motivador.
  • Negociar: sin conocer tu objetivo en una negociación puedes estar dando ventaja a tu interlocutor…

objetivos de la comunicacion

Consejos para hablar en público

Una vez que tengas bien claro cuales son los objetivos de tu discurso puedes empezar a prepararlo. A continuación te damos algunos consejos para que te sea más fácil, así como que resulte más ameno para los oyentes.

Conoce el perfil de los oyentes

No es lo mismo dirigirse a un grupo de universitarios que a un grupo de empresarios. Conoce quién es tu público y adecua el lenguaje, las expresiones, las imágenes… a ellos.

Gestiona el tiempo de la presentación

El secreto número uno: nunca te pases del tiempo que te otorga el organizador.
El número dos: intenta ser breve, es uno de los puntos más importantes para no aburrir.
Y el secreto número tres: organiza tu discurso, que, como toda historia debe tener una introducción, un desarrollo y una conclusión.

Observa tu lenguaje corporal

Los movimientos que realizas, las miradas, el tono de voz… Todos estos aspectos son también clave a la hora de comunicar. Intenta no mantenerte sentado en toda la presentación, pero tampoco estés paseando todo el rato; explica lo que deseas sin leer; mira al público individualmente pero sin fijarte en nadie en concreto; mantén una posición del cuerpo erguida, abriendo las manos y los brazos… Puedes conocer más sobre lenguaje corporal en esta infografía sobre Proxemia y Lenguaje Corporal

Prepara el material con antelación

La tecnología a veces falla. Para evitar un mal trago delante del público, acude a tu cita con antelación para probar todos los elementos tecnológicos que debas. Una buena práctica es preparar un plan B.

Practica, practica y practica un poco más

La práctica es imprescindible. Quizás suene típico, pero practicar delante del espejo puede darte mucha seguridad; prepara unas fichas con lo que tienes que expresar en tu presentación y ensaya el discurso. Cronométrate y, si puedes, practica también con las posibles preguntas que pueda realizarte la audiencia.

Ahora que conoces los objetivos de la comunicación, cuéntanos, ¿cuál es el objetivo en tu próximo discurso?





Servis - Eventos face to face




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *