Estrategias para mejorar la imagen corporativa de una empresa

Estrategias para mejorar la imagen corporativa de una empresa

La imagen corporativa de una empresa es uno de los puntos clave para que una compañía obtenga resultados exitosos, se posicione como experta en el sector y consiga destacar por encima de su competencia directa. Hoy te vamos a contar algunas de las estrategias más efectivas para alcanzar tus aspiraciones, comunicando los valores de una forma clara y consistente. En primer lugar, definamos el concepto de imagen corporativa.

¿Qué es la imagen corporativa?

La imagen corporativa de una empresa se trata del conjunto de cualidades que los consumidores atribuyen a dicha compañía, es decir, aquello que la marca significa para la sociedad y cómo ésta la percibe. La identidad corporativa está definida principalmente por los valores de la marca, sus colores corporativos y elementos gráficos distintivos como los logotipos, así como las acciones desarrolladas en el ámbito de la web y de las redes sociales.

Para construir una imagen corporativa sólida, debes hacerte una serie de preguntas alrededor de las sensaciones que proyecta en el público objetivo y cuestionarte si tu estrategia corporativa de marketing y los contenidos que haces circular son el reflejo de una propuesta clara y unida.





Descargar el Ebook 




Cómo mejorar la imagen corporativa de una empresa

Existen ciertas estrategias para mejorar la imagen corporativa de una empresa. Presta mucha atención a los siguientes apartados:

  1. Recuerda que la primera impresión cuenta muchísimo: A la hora de crear la marca corporativa debes intentar generar impacto en tu target a través del lenguaje, el color, la tipografía, el diseño y las imágenes. El consumidor debe quedar satisfecho y llevarse una impresión positiva de tu imagen de empresa. Si erras al comunicar los contenidos en la primera ocasión, es probable que ese cliente no vuelva a solicitar tus servicios o productos.
  2. Adapta los contenidos al consumidor: Ten siempre en cuenta que el contenido es el punto de contacto con el consumidor y el canal para comunicarse contigo. Por eso, los contenidos lanzados en tus diversos canales sociales y corporativos deben ser de alta calidad, originales, inéditos y sincronizados. Así, te darán credibilidad y te convertirán en una marca potente con una identidad marcada. Para ello, deberás definir un tono -ameno, cariñoso, formal, técnico- y unas pautas estrategicas para dirigirte al consumidor.
  3. Optimiza tu estrategia web para SEO: Si no sales en la primera página de Google, es como si no existieras. La optimización para el posicionamiento en buscadores debe ser una parte fundamental de tu estrategia, que requiere profesionales formados específicamente en la materia y una estrategia coordinada entre técnicos, redactores y Social Media.
  4. Utiliza elementos multimedia: El poder de las imágenes, el dinamismo de los vídeos o la fuerza de las infografías es clave. Se ha demostrado que el contenido de tipo visual da lugar a un índice de conversión más alto que los textos que carecn de ellos, por lo que para tu imagen corporativa implementr el uso de audio y video, siempre con diseños responsive para que las webs estén adaptadas a los dispositivos móviles, desde los que se consume mucha cantidad de información.
  5. Sé uniforme: Para mantener una estrategia consistente emplea un único nombre, logo y estilo para todos tus materiales y contenidos, aplicándolo a todos los puntos clave de la imagen corporativa, desde los tipos de fuentes tipográficas a las redes sociales, anuncios multimedia, páginas web o folletos informativos. Debes desarrollar una voz para tu marca que le otorgue personalidad.





Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *