Estrategias de distribución: ¿cuál se adapta mejor a tu negocio?

Estrategias de distribución: ¿cuál se adapta mejor a tu negocio?

La distribución y elección de puntos de venta de tus productos o servicios es un punto clave en el desarrollo de tu negocio. Saber por qué medio llega tu producto al consumidor final es una parte primordial en el proceso de venta. Por ello es de vital importancia que elijas correctamente la opción más adecuada: en este artículo te damos las claves con ejemplos de los tipos de estrategias de distribución.

Tipos de distribución

Empecemos por el principio: antes de analizar las estrategias debemos pensar en el tipo de distribución de nuestro producto o servicio. Principalmente podemos hablar de dos tipos: distribución directa y distribución indirecta.

Distribución directa

Este tipo de distribución se basa en que tú eres el productor y también el que hace llegar el producto al consumidor final. Por ejemplo, supongamos que produces camisetas que después van a parar a tus propias tiendas: sin intermediarios, el cliente acude a tu tienda a comprar un producto que viene directo de fábrica.

Distribución indirecta

En el caso de la distribución indirecta entran en juego agentes e intermediarios. Por ejemplo, imaginemos que tu empresa fabrica refrescos. Para que esos refrescos lleguen al consumidor final tendrás que hablar con distintos intermediarios que tendrán tu refresco disponible en sus tiendas.

La distribución indirecta conlleva directamente un incremento en el precio, ya que tú le vendes al intermediario a un precio, y él pone otro precio a tu producto para tener un margen de beneficio.
Si tenemos que elegir entre un método u otro debemos tener en cuenta qué nos puede convenir más a nuestra estrategia comercial: ¿prefieres que el producto vaya directo al cliente, con un mejor precio pero quizás más difícil de conseguir? ¿O prefieres que tu producto llegue a más consumidores, con el handicap de aumentar su precio final debido al intermediario?

estrategias de distribucion

Estrategias de distribución

Una vez elegido el tipo de distribución debemos ponernos manos a la obra con la estrategia de distribución que llevaremos a cabo para nuestro negocio:

Estrategia de distribución intensiva

Esta estrategia se basa en colocar nuestros productos en los máximos canales de venta posible. Por ejemplo, si tienes una marca que fabrica yogures puede que quieras que estén en todos los supermercados, hipermercados y otro tipo de tienda. Es la estrategia ideal para productos de primera necesidad con una distribución masiva; permite tener un gran volumen de ventas.

Estrategia de distribución selectiva

La estrategia que debes llevar a cabo si quieres que tu producto esté en cierto número de puntos de venta es la de distribución selectiva. El número de intermediarios es menor y es una buena opción para productos en los que el cliente suele comparar precios antes de comprar. Un fabricante de zapatos, por ejemplo, podría elegir esta estrategia y llevarla a cabo satisfactoriamente.

Estrategia de distribución exclusiva

Esta estrategia tiene como base la distribución en un único punto de venta, de manera totalmente exclusiva. Tanto, que incluso el distribuidor no puede vender productos de la competencia. Es una buena herramienta para diferenciar el producto en el mercado y darle un posicionamiento de lujo y prestigio a la marca.

Teniendo en cuenta los tres tipos de estrategia, ¿cuál es el que se adecua más al tipo de producto de tu negocio? ¡Cuéntanos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *