Consejos para diseñar tu estrategia de producto

Consejos para diseñar tu estrategia de producto

Cada vez que abres Youtube y enciendes la televisión observando un spot que pone el acento en las nuevas características técnicas de un móvil o en las novedades con respecto a un coche de última generación, estás asistiendo a lo que se conoce como estrategia de producto.

Esta puede definirse como el conjunto de estrategias y técnicas ligadas en la elaboración de un producto o la prestación de un servicio, con el fin de que cumpla y satisfaga las expectativas y necesidades del consumidor. Para ello se deben tomar en cuenta todas sus características tanto tangibles como intangibles.





Descargar el Ebook 




Factores para diseñar una estrategia de producto

  1. El desarrollo de una marca, la cual entendemos como el nombre, diseño, logotipo, símbolo o combinaciones de todos estos que permitan una identificación del producto o productos que posea una empresa. Apple es un ejemplo claro de excelente desarrollo de marca.
  2. Atributos del producto: este factor engloba todas las características tangibles e intangibles que acompañen al mismo. Todos los rasgos del objeto caben en este apartado: color, el sabor, olor, resistencia, funcionalidad, y tiempo de atención, trato personalizado o ambiente de las instalaciones en el caso de los servicios.
  3. Presentación: El diseño del envase y el proceso etiquetado son muy importantes para preparar una estrategia de producto impactante y efectiva. Deben características específicas que lo distingan de los demás y que se identifiquen con los valores y aptitudes esperadas por el consumidor. Cuando más explicativa sea y más información contenga, mejor que mejor. Podemos citar las botellas de Coca Cola como ejemplo.
  4. Línea de productos: Este concepto engloba un conjunto de productos que tienen características afines, o están focalizadas en un mismo segmento de consumidores, o se comercializan a través de los mismo canales de distribución
  5. Debes conocer el ciclo de vida del producto: Este tiene una enorme influencia en la elaboración de estrategia, y consta de las siguientes etapas:
    1. Introducción o fase lanzamiento: Cuando barajas varias ideas antes que tu producto vea la luz en el mercado. Lo más importante de esta fase es el reconocimiento del producto por parte del mercado, el desarrollo de marca y el conocimiento de nociones comerciales y de mercadotecnia. Es recomendable haber realizado un estudio de mercado previo.
    2. Crecimiento: En este período de tiempo, el producto es reconocido por los consumidores, el posicionamiento se afianza y las ventas comienzan a subir junto a la reputación, por lo que uno de los propósitos fundamentales de la empresa es el de estrechar los vínculos entre producto y cliente, potenciando su interés en el espectro publicitario y su máxima disfusión.
    3. Madurez, la fase estable: En esta etapa el producto se encuentra totalmente posicionado, la relación con el cliente ya está afianzada, y el mercado se encuentra estable, como las ventas y el posicionamiento del proyecto.
    4. Declive: En este momento las ventas se desploman debido a la fuerte competencia de los nuevos productos qiue irrumpen en el mercado, por lo que toca “renovarse o morir”. Es el momento de abandonar el juego, relanzar productos, sacar nuevas líneas y modelos, contactar con influencers o sopesar las alternativas disponibles.




Servis - Eventos face to face




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *