Comunicación face to face: aprovecha las distancias cortas

Comunicación face to face: aprovecha las distancias cortas

Ya sea en los negocios o en nuestro día a día la comunicación cara a cara es fundamental y hay que tener en cuenta varios elementos que nos ayuden a expresar lo que realmente queremos decir sin dar pie a confusión. Aunque el mundo cada vez es más tecnológico y virtual, cuando tienes la oportunidad de tener a tu interlocutor frente a ti debes aprovechar la ocasión y ser realmente bueno o buena en las distancias cortas. En este artículo te daremos algunos consejos para sacar el máximo partido a esa reunión face to face y que la comunicación sea lo más clara posible.

Fíjate en lo que dices, pero también en cómo lo dices

El contenido de tu argumento es muy importante, pero la forma de contarlo lo es incluso más: en esto se basa el paralenguaje. ¿Cuál es el tono de voz que empleas? ¿Y el volumen? ¿Vocalizas correctamente las palabras? ¿Cuánto tiempo tardas en ordenar tus ideas antes de hablar? Parecen preguntas obvias, pero cuando estamos en plena conversación o negociación puede ser que los nervios o las ganas de decir muchas cosas nos saturen y bloqueen.

Practica en casa: puedes, por ejemplo, grabarte. Crea un argumentario antes de la reunión o cita y practica cómo harías las preguntas, cómo expresarías lo que quieres decir (ya sean sentimientos o una propuesta de venta), qué tono de voz usarías, cómo vocalizarías… Después, escucha la grabación de tu voz: ¿qué te ha parecido? ¿Has entendido lo que explicas? ¿Dices lo que realmente querías decir? Analízate y practica un poco más, y poco a poco verás cómo mejoras la forma en la que te comunicas.





Descargar el Ebook 




face to face

Lenguaje corporal: la clave

La postura, las miradas, la distancia corporal entre tu interlocutor y tú, la expresión facial… son aspectos esenciales en la comunicación en general y en un encuentro face to face en concreto, y si no los entrenas, dejas que sea tu subconsciente el que hable por ti. Practicar y ser consciente de las expresiones y movimientos de tu cuerpo te darán un montón de puntos para llegar a una comunicación efectiva.

Para empezar, la postura de tu cuerpo es un enorme indicador de tu estado de ánimo o de tus sentimientos: tanto si estás de pie como si estás sentado, la posición de tus manos, tus piernas, tu torso… son señales clave. Y no sólo es importante que tengas en cuenta tu propia posición, sino también debes saber leer las posturas de tu interlocutor. Por ejemplo, la situación de los pies indican a dónde quieres ir: estáis ambos de pie y ves que la otra persona tiene un pie adelantado, con dirección a la puerta; en este caso empieza a cortar la conversación porque está deseando irse. Otro ejemplo es cruzar brazos, piernas o las dos cosas; en este caso la persona se siente en actitud defensiva e incluso cerrada: mal momento para negociar, por ejemplo.

Las expresiones faciales denotan las siete emociones básicas y universales, que son la alegría, la tristeza, el miedo, la ira, el asco, la sorpresa y el desprecio. A partir de estas hay un sinfín de microexpresiones muy difíciles de controlar que pueden delatarte: agrado, descontento, sospecha… Presta atención y el cuerpo hablará por ti.

Hay un aspecto muy importante en cuanto a estudiar el lenguaje corporal, y es que no puedes tener en cuenta sólo un gesto para generalizar un estado de ánimo: puede que la persona tenga frío y por eso cruza los brazos, o quizás tiene alergia y por eso se toca la nariz…

Pronto te propondremos nuevas ideas relacionadas con la comunicación pero, por el momento, ¿qué te han parecido estos trucos para ganar en la comunicación face to face? ¿Tenías en cuenta estos aspectos a la hora de comunicarte con los demás? ¡Cuéntanos!




Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *