El arte de preparar una escenografía impactante

El arte de preparar una escenografía impactante

Cuando pensamos en el concepto de escenografía nos viene a la mente una obra de teatro o un grupo de baile; pero ahí no queda todo, ya que si hablamos de escenografías debemos tener en cuenta cualquier tipo de exposición con público, es decir, cualquier escenificación, desde representaciones en directo, grabaciones de televisión, exhibiciones, ferias o cualquier evento audiovisual, incluido el cinematográfico. A continuación podrás ver algunos consejos gracias a los que podrás crear una escenografía única, memorable e impactante.

Primero, planifica

Es vital que tengas claro cuál es el objetivo de tu representación y que planifiques cada uno de los elementos presentes en tu exhibición. Sería conveniente que respondieras a preguntas del estilo:

  • ¿A qué público va dirigida la representación, exhibición…?
  • ¿Qué quieres conseguir de ese público?
  • ¿Qué imagen quieres dar de tu representación?
  • ¿Cuál es tu presupuesto?
  • ¿Qué muebles, decoraciones, personajes… habrá en escena?
  • ¿Debe haber un guión o timing?

Mantén una armonía visual entre los elementos

Los colores, las formas, las líneas y la composición en general deben tener una armonía visual que encaje con el concepto que quieres transmitir. Piensa en la psicología del color, en el significado subliminal de las líneas, en la colocación de los elementos, en la división de los espacios y de cómo todas las piezas que componen tu escenografía ayudan al espectador a entrar en el mundo que estás creando.

En lo que se refiere al color, hay toda una ciencia a su alrededor, la llamada psicología del color: el amarillo denota optimismo y alegría; el blanco se asocia con la limpieza y la pureza; el rojo es pasional y el rosa delicado… Un sinfín de combinaciones de colores que afectan directamente al estado de ánimo del espectador y a su percepción de lo que está viendo representado.

Decoración, muebles, estructuras…

Una vez tienes clara la planificación y has pensado en qué y cómo quieres mostrar a los espectadores tu representación, le toca el turno a la decoración. Lo primero que debes tener en cuenta es si necesitas construir algún espacio o si ya dispones de él en el sitio donde tendrá lugar la representación: decorados, muebles, fondos… Un sinfín de formas y materiales que deben casar con el aspecto que quieres dar y se acoplan al resto de elementos de la función. Esta parte puede ser de las más complicadas en llevar a cabo debido a la gran cantidad de opciones que ofrece el mercado actualmente; recomendación: acude a un profesional del sector que pueda ayudarte a desarrollar tu idea y pueda construir lo que tienes en mente.





Descargar el Ebook 




El papel de los actores (¡aunque no lo sean realmente!)

Si estás creando una obra de ficción necesitarás actores; si no es el caso y tienes en mente algún tipo de exhibición, quizás no busques actores como tal, pero sí necesitas personas que “representen” y muestren al público lo que deseas mostrar.

Estos “actores” y “actrices” deben saber muy bien el guión (o timing en el caso de exhibiciones o muestras). Su papel es vital y con ellos no sólo se redondea la imagen que quieres dar en tu escenografía, sino que también serán los guías y conductores de lo que debe ver el público en cada momento concreto de la representación.

Pero eso no es todo: debes tener muy en cuenta su vestuario (y maquillaje, en el caso de las obras de ficción). Al igual que en los elementos decorativos y fondos el color es fundamental, también tiene un papel primordial en el vestuario y el maquillaje: todo debe estar en armonía para crear la imagen que realmente quieres dar.

escenografía

Iluminación y sonido

El broche final; son etéreos, no se pueden tocar, pero están ahí y tienen una gran importancia: la luz y los efectos sonoros son muy importantes, ya que complementan a los protagonistas y ayudan a guiar al espectador adonde quieres que vaya.

Un foco de luz que indica dónde deben ir las miradas o una música que tranquiliza o activa según su ritmo: el poder de estos dos elementos es más grande de lo que imaginas.

Llevando a cabo una correcta organización, una lógica armonía visual, una buena construcción, bien iluminada, bien sonorizada y con los actores adecuados tendrás un éxito garantizado en tu exhibición. Y tú, ¿qué aspectos de la escenografía crees que son más importantes en una representación? ¡Cuéntanos tu opinión!





Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *