5 consejos para triunfar con el lenguaje icónico de marca

5 consejos para triunfar con el lenguaje icónico de marca

El lenguaje icónico de marca que escoges para tu imagen publicitaria es fundamental para llegar hasta tu público, transmitir tus valores y triunfar a través de un código específico. Sucede que las imágenes aportan un carácter más directo a la información y aproximan al cliente potencial a la experiencia real, ya que el lenguaje visual y multimedia tiene una mayor inmediatez que el texto.

El análisis de tu identidad corporativa antes de crear un lenguaje icónico propio debe tener en cuenta las teorías sobre la ciencia de la imagen propuestas por la civilización grecorromana, el Renacimiento, la escuela de la Bauhaus o la teoría de la Gestalt. En base a esas teorías, queremos proponerte cinco valiosas recomendaciones para configurar los elementos icónicos de tu imagen de empresa, que generarán tu logotipo y tu personalidad gráfica.





Descargar el Ebook 




5 claves para acertar con el lenguaje icónico de tu marca

  • Debes conocer los diversos elementos simples de la composición que afectan a cómo los usuarios perciben la creación: Las figuras más anchas se presentan más cercanas para el espectador, propiciando ilusión de profundidad y la perspectiva.
  • Un elemento luminoso sobre fondo oscuro parece ensancharse y a su vez, uno sobre fondo claro parecen contraerse.
  • La unidad mínima de la sintaxis visual es el punto, delimitando el espacio y atrayendo al observador.
  • La línea plasma la dirección de un punto en movimiento, sirve para plasmar la imaginación y describir los contornos de los objetos. 
  • Las formas geométricas y espaciales tienen diversas connotaciones publicitarias. Existen tres tipos de contornos principales para sintetizar las formas de la realidad: el cuadrado, el circulo y el triangulo, que obedecen a distintos matices culturales.
  • El cuadrado significa honestidad, rectitud y esmero
  • El triángulo está asociado al dinamismo y al movimiento, también al conflicto y a la tensión
  • El círculo es el símbolo del infinito y de la perfección, de la proyección y la cercanía. Estas figuras también expresan direcciones visuales. 
  • Los colores y las luces son muy importantes para construir el lenguaje icónico: Los primeros poseen múltiples significados simbólicos que pueden aprovecharse en el terreno del marketing. Por ejemplo, el rojo sirve para llamar la atención, lograr visibilidad o generar advertencia, mientras que el azul está relacionado con la serenidad y la calma y otros como el amarillo se vinculan al ocio, a la alegría o al entusiasmo.
  • Los elementos relacionales te ayudarán a determinar tu imagen de marca: Las escalas son importantes -la humana o la sección áurea son algunas de las más utilizadas-, mientras que la simetría es otro valor clave, basada en la repetición y en la acumulación. Hay cinco tipos de simetrías:
    • Identidad 
    • Traslación
    • Rotación
    • Reflexión especular
    • Dilatación
  • Tres estructuras visuales para tu lenguaje icónico: Desde el punto de vista semántico, puedes apostar por una estructura representacional -cuando la imagen copia o imita a la realidad o como plasmación de una determinada experiencia psíquica-, abstracta -esquematizando la experiencia visual en componentes geométricos básicos- o simbólica -basada en una convención previamente pactada y referida a una realidad manipulada y comprendida por el espectador-.





Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *