5 claves para redactar tu manual de identidad corporativa

5 claves para redactar tu manual de identidad corporativa

¿Sabes lo qué es el manual de identidad corporativa? Este documento se trata de la guía que marca y define las pautas de la creación, el desarrollo y aplicaciones de la imagen corporativa.

¿Para qué sirve el manual de identidad corporativa? Para que todos los mensajes y servicios creados sean coherentes y cohesionados, garantizando la promoción de la identidad de la institución.

Así, en este documento se define la construcción de la imagen de marca, las proporciones, los colores, las tipografías, las distintas versiones y las adaptaciones a los distintos soportes. Para ello se marcan diferentes reglas de uso obligado que todos los profesionales de la empresa deben conocer.

Para elaborar un buen manual, es fundamental mantener una coherencia visual en todas las comunicaciones que una empresa realiza; desde los folletos a la papelería o a al diseño de la página web. Tu identidad corporativa refleja tu nivel de exigencia, creatividad, implicación en los proyectos y capacidad para asumirlos.





Descargar el Ebook 




5 consejos para redactar el manual de identidad corporativa

  • Explicar y conocer el significado de la imagen del logotipo: No deben obedecer a los gustos personales del diseñador sino a las exigencias plasmadas en el briefing inicial elaborado con los clientes. Es importante detallar en versión reticular las medidas y proporciones exactas de todos los puntos clave que formarán parte de la imagen corporativa. Es importante describir los tamaños mínimos y máximos así como las alternativas gráficas concretas.
  • Especificar los colores corporativos que se utilizaran, así como las tipografías principales y complementarias para usar en textos y documentos corporativos, tanto los que vayan a imprimirse en soporte físico como los que pertenezcan al entorno digital.
  • Presenta las diferentes versiones de todas las aplicaciones posibles del logotipo, incluyendo todas las combinaciones idóneas de los colores corporativos con fondos de color. También deben presentarse ejemplos de combinaciones o usos incorrectos: con espectros cromáticos diferentes, alternaciones del logotipo o de alguna de sus partes, colocaciones aberrantes o medidas fallidas. Tu marca puede decidir acompañarlas por un enlace a tu página web oficial o un eslogan en forma de texto. 
  • Debes definir cómo será tu papelería corporativa y qué elementos formarán parte de ella: Lo fundamental es que todos ellos deben estar acordes a la imagen corporativa y a la identidad visual de la empresa. Caben muchos objetos distintos desde los albaranes a los sobres, las fundas para móviles, las carpetas, las pegatinas, los folletos, los bolígrafos, los ribetes, los folios o las facturas y recibos.
  • Debes explicar de forma pormenorizada hacia dónde se dirigen los usos diversos de tu imagen: El diseñador gráfico, mediante este documento clave de identidad visual corporativa, aportará las normas básicas de empleo para las principales necesidades del cliente como la inserción en vallas publicitarias, los banners online, los spots televisivos, la publicidad en medios de prensa tradicional, la papelería, el marketing directo, etc…

Por último, cabe señalar que otros soportes que pueden incluirse en un manual corporativo son la señalética de la entidad (rótulos e indicadores), los uniformes profesionales, las tarjetas identificativas, el parque móvil de la empresa, la cabecera de la página web, las presentaciones de empresa o la personalización de las páginas de la entidad en las diversass redes sociales en las que tenga presencia.





Servis-la arquitectura y el diseño de los espacios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *